Sin parar

Llevo semanas de ser y estar en una dimensión paralela.

Haciendo- haciendo- haciendo.

Y la verdad que haciendo bien. ¡Qué maravilla!

Cuando me paro y analizo, es cuando soy consciente de que aún conservo muchas aptitudes.

¡Sigo siendo efectiva!

¡¡¡¡OLÉ!!!!

Llevaba cerca de 3 años con muchas limitaciones -reales e imaginarias-, que no me permitían ser yo. Y eso me entristecía tanto, tantísimo….

Sí. Eso me hacía ver mis sombras, más que mis luces. Que tengo de ambas, sí claro. Pero en mi prisma las veía descompensadas.

Caleidoscopio en blanco y negro.

Más negro que blanco.

Pero llegó septiembre, mes de comienzos. De emprender nuevos caminos, nuevas experiencias, retos.

Y claro, me meto en el laberinto de lleno. Como soy yo; intensa.

Cabalgo el caballo a pelo. Sin silla de montar y a galope. Porque las cosas me salen como soy yo. Intensa.

Sigo siendo efectiva, vuelvo a serlo o quizás siempre fue así. Da igual como lo cuente.

Me sale una sonrisa plena y calmada.

Es tan importante sentirse útil. Tan necesario. Tan sanador.

Empoderamiento en estado puro.

Y no importa dónde tenga la cabeza. Porque estar, está. Más lúcida o más aletargada. Pero funciona. Funciono. No estoy rota. No estoy estropeada.

Llevo semanas de ser y estar en una dimensión paralela.

Haciendo- haciendo- haciendo.

Y la verdad que haciendo bien. ¡Qué maravilla!

Recuerdo cuando estaba empezando la universidad, año 1997, un grupo de Hip Hop de mi isla. 
Sacó una canción “Sin parar”. Hoy comparto un poquito de ella. 
Sin parar (no pares) 
No lo dejes de bailar 
Sin parar (no pares) 
Twinyi te sorprenderá 
Sin parar (no pares) 
Siéntelo en tu cuerpo 
Sin paaaaaaarar (sin parar, sin parar, sin parar, no pares) . Unión Lírica.
imagen de Frédéric Gable
Anuncios