¿A dónde van?

¿A dónde van los sentires no transitados, no colocados?

Emociones escondidas u olvidadas. Memorias del pasado que una cree tener ‘controladas’ …. pero resulta que sólo están congeladas, paradas, petrificadas, rígidas y esclerotizadas

Y un deshielo casual (¡o no, seguramente!), las deja visibles y palpables.

¡¡COÑO!!, ¡qué grandes, cómo imponen!….

Y como si de un iceberg se tratara, el impacto contra el barco es bestial.

¡¡¡¡¡¡¡PUUUUUUM!!!!!!!!

Se queda al descubierto mucha basura, pero el desastre del estampido, no deja ver con claridad lo que hay…..

Mejor esperar a que las aguas se calmen para descifrar tanto mensaje en clave.

Revisando y dejando que amaine….

No es una huida, es que con el barullo de fondo, todo me aturde. Tengo que ordenar y descubrir por qué ha salido basura y dolores viejos.

Sé que tienen que ver con María pequeña. Con María enfadada. Con María triste. Con María insegura. Con María perdida.… Eso sí lo sé.

Hay emociones escondidas u olvidadas. Memorias del pasado que una cree tener ‘controladas’ …. pero resulta que sólo están congeladas, paradas, petrificadas, rígidas y esclerotizadas.

¿Y a dónde van las emociones de esa pequeña María?

¿Dónde viven esos sentimientos?

¿Es mi pecho el baúl de los recuerdos?

¿Son mis poros los que traspiran nostalgias?

¿Mi Casiopea particular está fijada-endurecida por ellos?

¿A dónde van?

¿A dónde van?. Silvio Rodríguez. 

¿Adónde van las palabras que no se quedaron?
 ¿Adónde van las miradas que un día partieron?
 ¿Acaso flotan eternas,
 como prisioneras de un ventarrón,
 o se acurrucan entre las rendijas,
 buscando calor?
 ¿Acaso ruedan sobre los cristales,
 cual gotas de lluvia que quieren pasar?
 ¿Acaso nunca vuelven a ser algo?
 ¿Acaso se van?
 ¿Y adónde van...?
 ¿Adónde van?
 
 ¿En qué estarán convertidos mis viejos zapatos?
 ¿Adónde fueron a dar tantas hojas de un árbol?
 ¿Por dónde están las angustias,
 que desde tus ojos saltaron por mí?
 ¿Adónde fueron mis palabras sucias
 de sangre de abril?
 ¿Adónde van ahora mismo estos cuerpos
 que no puedo nunca dejar de alumbrar?
 ¿Acaso nunca vuelven a ser algo?
 ¿Acaso se van?
 ¿Y adónde van...?
 ¿Adónde van?
 
 ¿Adónde va lo común, lo de todos los días:
 el descalzarse en la puerta, la mano amiga?
 ¿Adónde va la sorpresa,
 casi cotidiana del atardecer?
 ¿Adónde va el mantel de la mesa,
 el café de ayer?
 ¿Adónde van los pequeños terribles encantos
 que tiene el hogar?
 ¿Acaso nunca vuelven a ser algo?
 ¿Acaso se van?
 ¿Y adónde van..?
 ¿Adónde van? 
Collage de Shawn Marie Hardy
Anuncios