Relámpagos & flores

Nuevas flores. Pueden ser vistas como capullos o como signos de vida. Ya iré viendo dónde ubicarlas.

Hace dos meses aproximadamente, comenzó una sensación nueva. Viene y va a su antojo. O eso creo yo.

Cuando apareció por primera vez, estuvo unos 5 días haciéndose notar. Luego no dio más señales hasta un tiempo después. Vino, se quedó algunos días y se escondió nuevamente hasta ayer.

Con lo que parece, que ya voy conociendo su patrón. Está conmigo unos 3/5 días y se marcha hasta el mes siguiente. Ahora tengo que ver si hay alguna relación con el tiempo, lo que he hecho esos días, la cercanía con el periodo, o cualquier otro factor.

No es dolorosa. Es simplemente una sensación incómoda, extraña, presente. Se trata de unas corrientes en el lado derecho de las lumbares. Desde esa zona, irradian pequeños chispazos hacia arriba. Relámpagos de baja intensidad.

Conozco a la perfección, desde el 2011, el signo de Lhermitte. Me aparece cuando flexiono el cuello y me tira por toda la pierna izquierda. Me ocurre cuando camino también, hay determinados movimientos que se ve que el cuello se conecta y, ¡pum!, relámpago que baja. Es como un hormigueo, sensación incómoda y desagradable. Como cuando se duerme un pie y no lo notas del todo y quieres caminar y al apoyarlo sientes que está acolchado, gordo y con un cosquilleo denso.

Pues eso siento yo.

Como decía, antes se manifestaba en mi pierna izquierda únicamente y siempre al caminar o flexionar cuello. Todos los días, eso sí. Es algo que casi ya he integrado. A veces hasta me olvido de la sensación.

Pero lo de la cintura/lumbares, es algo nuevo. Lo noto sobre todo cuando la curvo o doblo. Por ejemplo, me agacho para hacer la cama, relámpagos. Me voy a poner los zapatos, relámpagos. Me estoy secando al salir de la ducha, relámpagos. Estoy sentada y me voy a incorporar, relámpagos.

Estos nuevos relámpagos me ponen en “alerta”. Son recientes y no los tengo integrados. Me parecen como un recordatorio de:

– Hola María, te informo de que tienes EM. ¡No lo olvides!

¡Como si fuera sencillo de olvidar! Me ponen de mal humor, la verdad.

Al principio pensé que se darían de forma aislada. Tengo muchas sensaciones que se presentan y luego desaparecen. Pero es el tercer mes que hacen su aparición y se quedan conmigo unos días. Así que ya puedo incluirlos o al menos intentar hacerme amiga de ellos. Relámpagos de baja intensidad. Esperemos pronto sean sentidos como flores. Algo vendrán a enseñarme…. O eso quiero creer.

Relámpagos & flores.

Días y flores. Silvio Rodríguez. 

Si me levanto temprano, 
fresco y curado, 
claro y feliz, 
y te digo: «voy al bosque 
para aliviarme de ti», 
sabe que dentro tengo un tesoro 
que me llega a la raíz. 
Si luego vuelvo cargado 
con muchas flores 
(mucho color) 
y te las pongo en la risa, 
en la ternura, en la voz, 
es que he mojado en flor mi camisa 
para teñir su sudor. 
Pero si un día me demoro, no te impacientes, 
yo volveré más tarde. 
Será que a la más profunda alegría 
me habrá seguido la rabia ese día: 
la rabia simple del hombre silvestre, 
la rabia bomba —la rabia de muerte—, 
la rabia imperio asesino de niños, 
la rabia se me ha podrido el cariño, 
la rabia madre por dios tengo frío, 
la rabia es mío —eso es mío, sólo mío—, 
la rabia bebo pero no me mojo, 
la rabia miedo a perder el manojo, 
la rabia hijo zapato de tierra, 
la rabia dame o te hago la guerra, 
la rabia todo tiene su momento, 
la rabia el grito se lo lleva el viento, 
la rabia el oro sobre la conciencia, 
la rabia —coño— paciencia paciencia.
imagen de Pedro Obligada
Anuncios