Pirata & flor

Días previos con cierta contrariedad, pero ya me he ido acostumbrando a ella. Es como limpiar basura, el polvo flota en suspensión y me incomoda. Contrariedad y malhumor. Hasta ahí tolerable.

Fue el miércoles 24 de enero, por la tarde, sentada viendo la TV. Estaba reposando un poco porque a la noche tenía una cena prevista con amigos, así que sabía que tenía que dosificar energías. Ya esta parte la voy controlando mejor.

A medida que se iba oscureciendo el día, empecé a notar una sensación algo extraña en la periferia de mi ojo derecho. Hasta ahora, el ojo que más lata me ha dado es el izquierdo, con lo cual no pensé que tuviera que ver con la EM. Más bien lo achaqué a que la luz del día se estaba despidiendo y me costaba más enfocar la vista en la TV, que tenía muchos reflejos.

Encendí la luz del salón, pero entonces para mi sorpresa, comenzaron los destellos laterales. Luces de neón, como canta Lori Meyers.

¡¡¡¡Ohhhhhhh, nooooooo!!!! Esto sí lo conozco. Es el maldito fenómeno de Uhthoff. ¡Pero, si estoy sentada, sin hacer movimiento, ni aumento de temperatura, ni nervios, ni NADA!

Me asaltó el pavor por segundos: ¿un nuevo brote, qué estaré haciendo mal, otra lesión, la medicación no me da resultado? Degenerativa, es degenerativa, es degenerativa y ¡NO TE ENTERAS, MARÍA!

Mi cabeza empezó a ir a mil por horas mientras le acompañaban las luces, las sombras y los destellos, por mi ojo derecho.

No tardó mucho en llegar el llanto desconsolado. Tendría que cancelar la cena y acostarme porque empezaba a darme un dolor punzante en la sien y en la cuenca del ojo. A la par, iba imaginando el nervio óptico, como un cable tenso y emitiendo ondas entrecortadas y con chispazos. ¡Fatal! Se hizo un nudo en mi mente, que rápido se convirtió en un gran rollo enredado.

Estuve una hora aproximadamente boca abajo a oscuras y con las manos tapando los ojos. Esto me sentaba bien al dolor y llorar me aliviaba la angustia.

Al poco, sus manos, esas que crean y hacen creer, me terminaron de calmar.

Con ternura, delicadeza y una paciencia infinita, me devolvió al lugar presente – que ya es pasado- .

Desenmarañando los nudos mentales. Los escuchaba y colocaba en su lugar.

¡GRACIAS!

Lentamente, todo comenzó a dibujarse como era. Sin destellos, sin luces, sin oscuridades.

Y mi ojo pasó de ser pirata, siniestro y ladrón,  a ser flor, con  vida y color .

Pirata & flor.

De eso hace 9 días. No he vuelto a tener esa incómoda sensación.

Aún con la basura y el polvo flotando, no la he vuelto a tener. Que la porquería salga a la superficie, que se limpie y se ventile. Pero que yo la pueda ver, por favor.

Con luces de neón.
Si…Tan solo con mirarte,
encuentro una razón,a veces demigrante,
con luces de neón…
Si…Se hace el interesante,
mano a su pelo va,curvando hacia delante,
con luces de coral…
Pa-pa-ra-pa-pa-pa..tendría que reconocer que no llevo razón…
Con luces de neón,con luces de neón.
Si…Que mi amor es inmigrante,
de tu corazón,a veces palpitante,
y otras con terror…y otras con terror…
Pa- pa-pa-ra-pa-pa-pa..tendría que reconocer que no llevo razón…
Con luces de neón,con luces de neón…
Lori Meyers.

imagen de Yasushi Sakuma
Anuncios