Otoño de cambios

Mis hojas caen como en los árboles de otoño…

Se mudan, cambian, ya no sirven.

Y con susto, las despido.

Han estado conmigo otras estaciones, a mi lado, pegaditas a mi. Y ahora marchitas y secas, se caen al suelo.

Tengo un nudo en la garganta. Llevo días con dolor. Creo que es por el adiós. Por el que no dije, por el que no sé decir. Se atora y no sale. Y allí, entre el cuello y el pecho, se quedan encajadas las palabras que no me atrevo a pronunciar.

Se producen cambios.

A veces me siento segura y en el camino correcto. Otras, chiquitita ante la inmensidad.

Y ni el adiós a unos, ni la felicidad por otros, salen de mi boca con contundencia.

Son pequeñas ráfagas de viento que arrastran las hojas.

Pero yo no me lo creo del todo y no lo digo.

Me siento mejor, eso sí.

Estoy mejor.

Mis piernas han bailado un poquito, en alguna ocasión, de último. Y mis labios, sonreído. Es así ¡Ha pasado!

Pero yo no me lo creo del todo y no lo digo.

Como las hojas al caer, que se quedan un tiempo dando vueltas y más vueltas cerca del árbol. Así me siento yo todavía.

Rodeada de lo viejo. Lo conocido. Lo que hice mío.

Mis hábitos, rutinas y terapias, empiezan a cambiar ¡Ya tocaba, menos mal!

Y con los dedos rozo instantes de felicidad. Palpo sus bordes, su textura y los miro absorta. Están ahí. Otra vez están cerca mía.

Y así como todo cambia, que yo cambie no es extraño.

Cambia lo superficial
 Cambia también lo profundo
 Cambia el modo de pensar
 Cambia todo en este mundo

Cambia el clima con los años
 Cambia el pastor su rebaño
 Y así como todo cambia,
 Que yo cambie no es extraño

Cambia el más fino brillante
 De mano en mano su brillo
 Cambia el nido el pajarillo
 Cambia el sentir un amante

Cambia el rumbo el caminante
 Aunque esto le cause daño
 Y así como todo cambia,
 Que yo cambie no es extraño

Cambia todo cambia...
 Cambia el sol en su carrera
 Cuando la noche subsiste
 Cambia la planta y se viste
 De verde en la primavera

Cambia el pelaje la fiera
 Cambia el cabello el anciano
 Y así como todo cambia
 Que yo cambie no es extraño

Pero no cambia mi amor
 Por mas lejos que me encuentre
 Ni el recuerdo ni el dolor
 De mi pueblo y de mi gente

Lo que cambió ayer
 Tendrá que cambiar mañana
 Así como cambio yo
 En esta tierra lejana.

Cambia todo cambia...
Pero no cambia mi amor”. Todo cambia. Mercedes Sosa 

 

imagen de Heo  Jiseon
Anuncios