Ojos tristes

I am the eye in the sky
 looking at you
 i can read your mind
 i am the maker of rules
 dealing with fools
 i can cheat you blind
 and i dont need to see any more
 to know that
 i can read your mind, i can read your mind”.  Eye in the sky. Alan Parson.

De pequeña escuchaba mucho esta canción. Mi padre la ponía con frecuencia.

Más tarde, la volví a escuchar y me acompañó durante un tiempo como un tema significativo para mí. En esta ocasión versionada por la cantante Noa.

Ahora al oírla, le encuentro un sentido diferente a las veces anteriores.

—————————–

¿Qué le pasa a mis ojos?

Llevo unos días sensible, más aún de lo habitual.

Algo no anda bien y yo me doy cuenta.

La vista no responde como antes.

Y yo, yo ansío ver.

Las letras juegan al escondite con mis ojos.

No las veo con claridad. Se mueven, me entremezclan.

Reconozco todas las caras, las formas, los colores. Pero por momentos, todo se difumina. Es como mirar la vida a través de un caleidoscopio. Podría ser divertido, pero no lo es. Es trágico.

Y el escenario se convierte en una película en blanco y negro. Una película rodada hace tanto tiempo, que se ve defectuosa.

Parpadeo tantas veces como puedo. Pero no mejora, la vista se entrecorta. Y entonces veo más de lo que hay. Si hay dos, veo tres, si hay números enteros, veo decimales y si hay alegría, veo tristeza.

Mis dedos aprietan los párpados. Los froto, buscando que salga el genio de la lámpara. Buscando una solución.

No sale nada. Solo sale tristeza. Hoy siento tristeza. Hoy soy tristeza.

Me duele saber que algo no anda bien. Me duele.

Me duele el ceño; marca que se va definiendo con mayor profundidad en mi rostro.

Me duelen las cuencas de los ojos. Y donde ayer veía color esperanza, hoy no veo. Hoy hay melancolía.

Me duele la cabeza de forzar la vista. Me canso de tanto esfuerzo. ¿No me toca una tregua?.

Hoy me duele no ver y me duele mirar.

Hoy todo me duele.

imagen de Elena Cabezas
Anuncios