Flores

Sé que bajo el suelo que piso, pronto brotarán las flores.

Llega la primavera y tengo esperanza.

No me rindo y continúo.

Me esfuerzo, nadie dijo que fuera fácil.

Sigo apostando porque crezca vida.

A veces, me caigo.

Es un suelo duro.

Me hace daño. Duele.

Suelo yermo.

Con las rodillas ensangrentadas, me cuesta volver a ponerme en pie.

Pero sé que bajo el suelo que piso, pronto brotarán las flores.

Y con las flores vuelve el color. Vuelve el aroma.

Y ese poco que pocos ven, es un todo para mí.

Voy a seguir removiendo la tierra.

Sé que las semillas están ahí. Donde mismo las puse.

Hoy caí.

Sí, me hice un buen rasguño.

No era en mis rodillas, no era en mis manos.

Fue un golpe que impactó por el lado izquierdo de mi alma.

Justo pegado al corazón. En el rincón donde siento.

Pero sé que bajo el suelo que piso, pronto brotarán las flores.

Y me levanté como pude.

Me arrastré con el dolor para llegar a un punto seguro.

Ya estoy en pie de nuevo.

Alzo mi mano con un puñado de tierra fértil.

No importa si tengo que abrir el suelo con mis propios dedos.

La primavera está de mi parte.

Y sé que bajo el suelo que piso,  pronto brotarán las flores.

Anuncios