Personas

¿Eres capaz de agacharte a recoger un alma rota aunque no la conozcas?

¿Eres capaz de ayudar sin obtener un beneficio a cambio?

¿Eres capaz de dar una mano sin que te la hayan pedido?

¿Eres capaz de llorar por el dolor de otra persona?

¿Eres capaz de mirar hacia tu interior y comprobar que existen muchas partes en la sombra?

¿Eres capaz de sonreír al ver un bebé por la calle?

¿Eres capaz de emocionarte escuchando una canción?

¿Eres capaz de abrazar a un animal con un profundo amor hacia él?

¿Eres capaz de repartir un plato de comida y compartirlo con alguien que tiene hambre?

¿Eres capaz de dejar de lado el orgullo y disculparte para retomar una relación rota?

¿Eres capaz de entender una equivocación?

¿Eres capaz de mirarte al espejo y quererte tal como eres?

¿Eres capaz de darte la atención y ternura que necesitas?

¿Eres capaz de perdonar tus propios errores?

¿Eres capaz de vencer tus miedos?

¿Eres capaz de cantar sin mover los labios?

¿Eres capaz de ser capaz?

Claro que lo eres.

Eres capaz de superarte día a día. De dar un abrazo para recomponer a alguien. De llorar y reír contigo misma. De disculparte contigo, conmigo, con ellos. Eres capaz de querer y cuidar de los demás. Cuidar de ti. Eres capaz de poner límites invisibles como acto de auto respeto. Eres capaz de sacar tu valentía y enfrentarte a tus demonios. De proyectar luz en un sendero oscuro. Eres capaz de hacer reír a la persona más triste del mundo, aunque sea un solo instante. Claro que sí. Eres capaz de crecerte ante las adversidades. Encontrar estrellas donde había lesiones. Eres capaz de amar de un modo incondicional. Eres capaz de proponerte metas e ir a por ellas. Eres capaz de regalarte besos porque sí. Eres capaz de comprender tus equivocaciones, perdonarte y pedir perdón a los demás. Eres capaz de hablar en voz alta, contando tus dolores. De desnudarte aunque tengas complejos, cicatrices y marcas. De mostrar al mundo, y sobre todo mostrarte a ti, que eres perfectamente IMPERFECTA.

Claro que eres capaz, María.

Eres capaz de retomar la rehabilitación y volver a coger fuerzas en las piernas. Eres capaz de ir atesorando tu energía y la poca o mucha que tengas, repartirla sin reparos. Eres capaz de recuperar la alegría por vivir. De hacer música sin necesidad de tocar instrumentos. Eres capaz de volver a trabajar y ser útil para la sociedad. Eres capaz de ser madre y cuidar a tu bebé. Eres capaz de bailar nuevamente. De mantener el equilibrio aún estando en la cuerda floja. Eres capaz de compartir tu sonrisa. Eres capaz de rehacer una mejor versión de ti misma.

Y tú, ¿Eres capaz?.

Anuncios