Complicidad

 

Me viene a la cabeza la canción de Joe Cocker ”With A Little Help From My Friends”

Oh, I get by with a little help from my friends
 Mm, I get high with a little help from my friends
 Mm, gonna try with a little help from my friends”. 

Los amigos. Las amigas.

Esa parte de mi vida totalmente elegida.

Las muletas que me han sostenido a veces.

Compañeros y compañeras en este juego que es la vida.

Bálsamo en mis heridas.

Inyección de ternura.

Pastillas de comprensión.

Mis espejos. Donde reflejo lo que soy.

Cómplices de mis secretos.

Personas que ríen a mi lado, me abrazan en silencio, me ofrecen su mano.

Tanto que agradecer.

Tanto recibido. Tanto entregado. Tanto compartido.

Tanto que no se ve y que marca la diferencia.

No quiero irme a dormir sin sentir que están ahí. Que siguen conmigo, que no se van a marchar.

Artesanos tallando trozos de mí.

Amiga, préstame tus ojos para entender tu forma de verme.

Amigo, ayúdame a levantarme cuando mis piernas se aflojen.

No soy esclerosis, no soy enferma.

Soy la misma de siempre, con más sensibilidad y algunas atenciones nuevas.

¿Escuchas mis palabras?

¿ Escuchas mi risa?

¿Escuchas mi dolor?

Yo te sigo escuchando, porque oír tu voz me calma.

Oh, lo conseguiré con una pequeña ayuda de mis amigos
Mm, llego alto con una pequeña ayuda de mis amigos
Mm, lo intentaré con una pequeña ayuda de mis amigos”.

imagen de Domenic Bahmann
Anuncios