Es un clásico

9/12/2016

Es un clásico.

Me descubro bailando. Un instante. Efímera felicidad.

Cosquillas en el estómago, no son mariposas. Es un aleteo más profundo.

A veces también sucede. Benditos a veces. Aunque dure poco. Más bien nada.

Lo sentí, me hizo vibrar. Lo juro.

Estoy viva.

Y da igual si me moví mucho o poco. Era dentro y no fuera donde tenía que ocurrir.

Sí, bailé.

No me dolían las piernas. Ni el alma. Olvidé que tenía picón en los zapatos. Olvidé que quería olvidar.

Lo que dura la oscilación de un péndulo. Suficiente.

Lo sentí, me hizo vibrar. Lo juro.

Estoy viva.

imagen de Yelena Bryksenkova
Anuncios