Un dos tres

Un dos tres caravana es.

Y me doy la vuelta; todo se ha parado. Mi vida se hizo estatua. Se petrificó.

Cuento nuevamente.

Y sólo de espalda, sin verlo ni sentirlo, hay movimiento. A escondidas mía.

Cuando cierro los ojos, escucho los pasos, las risas, el correteo juguetón a mi alrededor. No me divierto. A mí me toca quedármela.

Un dos tres caravana es.

Deseo girarme y comprobar que todo es como antes; en movimiento.

Y desde mi sillón observo ahora el caminar ajeno que no me corresponde.

Ya te tocará María, ya te tocará.

imagen de Yelena Bryksenkova
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s