EM

Si soy una de cada mil. Si mi mielina necesita más mimos. Si mi tiempo de descanso debe ser mayor. Si mi alimentación se centra en cuidar mis mitocondrias. Si ahora mi piel luce tatuajes morados “sin tinta”. Si para dar nuevos pasos, debo pedirlo a mi cabecita más veces de lo habitual. Si la fatiga se establece como mi fiel compañera. Si todo esto es así, y lo es, VOY A REINVENTARME!
La Maria nueva tiene que integrar todo esto y, muchos más aspectos, sin que le suponga un bajón constante.
Necesito un tiempito de adecuación, aceptación y recolocación, pero que voy a conseguir inventar una nueva vida y un nuevo enfoque, estoy convencida!

Anuncios